Por Tracy Simek, director de personal

Cuando le ofrecen un nuevo trabajo, las personas con las que trabajará, el salario y lo que hará son los principales factores en su decisión de aceptarlo o no. Pero hay algo más que debe tener en cuenta: la cultura de la empresa. De hecho, la enorme cifra del 86% de los buscadores de empleo evitan las empresas que tienen una mala cultura empresarial. Conozca los indicios de una cultura empresarial positiva y negativa y qué pueden hacer los departamentos de operaciones de personas para crear una cultura positiva en el trabajo.

¿Por qué es importante una cultura empresarial positiva?

Una cultura empresarial positiva es importante porque la cultura define la naturaleza de la empresa y cómo aborda la solución a cualquier problema que surja en la empresa. La cultura de su empresa en su almacén o centro logístico debe ser una cultura que respalde tanto el crecimiento de su negocio como el de sus empleados. Además, una cultura positiva puede, como se vio anteriormente, afectar su contratación, pero también puede afectar las ventas de su producto. Muchos consumidores y otras empresas (dependiendo de si su empresa es B2C o B2B) no desean comprarle nada a una empresa que tenga la reputación de tener una cultura empresarial negativa.

Cómo definir la cultura de su empresa

Hay muchos elementos que intervienen en la definición de la cultura de su empresa, incluido cómo los empleados:

  • Colaboran
  • Enfocan la resolución de problemas
  • Llegan a la resolución de un problema
  • Enfocan a sus clientes, consumidores y al mercado

A menudo, su cultura se determina al azar. Eso no es lo ideal porque para cuando se dé cuenta de que tiene una cultura deficiente, tendrá que trabajar cuesta arriba para convertirla en una cultura que respalde el negocio y tendrá que pasar a través de un largo proceso de gestión de cambios para lograrlo. Es extremadamente importante identificar la cultura de su empresa, y hacerlo pronto, ya que una cultura saludable pone a su empresa bajo una luz positiva.

Es ventajoso para una empresa identificar su cultura desde el principio, comprender qué factores clave son críticos para preservarlos y fomentarlos, y construir sus valores a partir de esa cultura. Comenzar con una declaración de misión puede ser útil en este esfuerzo.

Hay dos tipos comunes de ejercicios culturales para identificar su cultura: uno centrado en la preservación y otro en la evolución.

El primero es donde ha tenido valores sólidos y positivos que se han solidificado a lo largo de su trayectoria como empresa emergente y desea codificarlos para preservarlos a medida que empiece a crecer. Este ejercicio es importante, ya que la aceleración de la contratación tenderá a diluir esos valores fundamentales a medida que crezca. Mantener esos valores cerca y fomentarlos a medida que incorpore nuevos empleados ayudará a todos a mantener una moneda cultural común que mantenga unida a la empresa de forma natural y ayude a atraer y retener talento.

La segunda oportunidad es ambiciosa. Su equipo de gestión se da cuenta de que su cultura tiene algunos puntos difíciles y necesita realizar ajustes. Un ejercicio de valores culturales ayudará a identificar los problemas y ayudará a establecer una cultura que ayudará a su equipo y al negocio a desempeñarse al nivel adecuado para optimizar su crecimiento y sus objetivos. Este ejercicio también ayuda a abordar los desafíos que pueden haber surgido en el pasado y continúen afectando a los equipos actuales. Los desafíos representativos incluyen equipos que no trabajan bien juntos, silos generalizados que impiden la comunicación y la productividad, y conflictos interpersonales que crean desafíos.

5 señales de una cultura empresarial negativa

  1. Resistencia a la gestión del cambio
  2. Mala dinámica interpersonal y discusiones constantes
  3. Expectativas constantemente no logradas
  4. Grupos que no se comunican con otro que debería ser
  5. Liderazgo que no responde a los malos comportamientos

5 señales de una cultura empresarial positiva

  1. Programas de recompensas y reconocimiento que resaltan los valores de la empresa
  2. Apoya la comunicación abierta
  3. Apoya la resolución de problemas
  4. Apoya a las personas que piensan lo mejor de los demás
  5. La gerencia encarna los valores corporativos

Cómo crear una cultura empresarial positiva

Una vez que se hayan identificado los comportamientos culturales que guiarán a su empresa por el rumbo correcto, los mismos se organizan en valores acordados a nivel gerencial. Una vez que eso se haya determinado, será hora de comunicar esos valores a la empresa. Esa comunicación debe hacerse mediante la transmisión de conocimientos, pero también predicando con el ejemplo.

Desde el punto de vista de la gestión, es fundamental que el equipo de gestión lidere con el ejemplo a través de los valores culturales. De esta manera, los empleados ven al equipo trabajar y encarnar estos valores día con día, lo que refuerza estos. No se puede ordenar desde lo alto y luego no hacer lo que se pide a todos los demás hacer, sino que debemos poner el ejemplo con nuestro propio comportamiento.

En Locus Robotics, establecimos nuestros valores culturales hace cuatro años. Nuestros valores funcionan muy bien para nosotros, y los ejemplificamos día a día, y recompensamos a las personas por hacerlo. La creación de un programa de recompensas y reconocimiento que destaque nuestros valores culturales ha sido fundamental para nuestro éxito y también tiene mucho éxito en otras empresas. En nuestro caso, creamos un programa de premios trimestrales para respaldar nuestros valores fundamentales. Para estos premios, identificamos y nominamos a varias personas durante el trimestre que han ejemplificado nuestros valores fundamentales y han ido más allá en su desempeño laboral. Las recompensamos con bonificaciones en efectivo y un cartel de reconocimiento que se coloca en su oficina local y se comparte en línea. Los ganadores se dan a conocer a la empresa durante nuestras reuniones trimestrales y son festejados con los comentarios que llevaron a su reconocimiento.

Con nuestro programa de recompensas trimestrales, los empleados ven a las personas ser recompensadas por diferentes actos, aspectos y elementos de nuestros valores culturales y los ven aplicados en la vida real. Al percibir los elementos que son reconocidos tanto por el equipo de gestión como por los compañeros de los empleados, se comprende su aplicación en carne propia y eso ayuda a fomentar y promover esos valores y comportamientos.

Sea intencional sobre la cultura corporativa

Su cultura impulsará el éxito o el fracaso de su negocio y todo lo demás. La clave es hacerlo a propósito y apoyar su cultura predicando con el ejemplo. La aceptación de la gerencia y los empleados es fundamental al establecer sus valores, ya que sin ello estará constantemente nadando contra la corriente en la puesta en práctica de los valores y la declaración de misión que definen su cultura. Le recomiendo crear un grupo de trabajo para su ejercicio de valores, que incluya representación de la gerencia y los empleados en todos los grupos principales dentro de la organización. Esto asegurará que usted no esté al mando de la cultura que el cuerpo gerencial crea que se requiere, sino que represente los valores que ayuden a motivar a todos en la empresa.

Cuando las personas abandonan una empresa, las tres razones principales que citan son la mala gestión, la falta de oportunidades y la mala cultura empresarial. Con una cultura sólida y positiva en la que sus empleados y líderes estén plenamente involucrados, su organización aumentará el compromiso, reducirá la rotación y atraerá a los mejores talentos que impulsarán su éxito y crecimiento.

¿Es nuestra cultura corporativa adecuada para usted? ¡Estamos contratando!